/, Pagos, Seguridad/Reglamento de la Propiedad Beneficiosa de FinCEN

Reglamento de la Propiedad Beneficiosa de FinCEN

Todo lo que las Entidades Obligadas deben saber

A raíz de que el año pasado se crease la norma final de la Red de Ejecución de Crímenes Financieros (del inglés, “Financial Crimes Enforcement Network’s”, FinCEN)sobre la Diligencia Debida de Cliente (del inglés, “Customer Due Diligence”, CDD), los reguladores de los EE.UU. esperan que las entidades obligadas identifiquen a los beneficiarios finales de sus clientes comerciales a través de la verificación de su identidad. Además de los procedimientos iniciales de incorporación, es necesario que exista un programa especial para mantener los registros de los beneficiarios finales.

Entonces, ¿cómo pueden las organizaciones controlar un programa de este tipo y no imponer a sus clientes una carga excesiva de papeleo?

Cambios en la determinación de los niveles de riesgo

Hace unos años no existía la obligación legal de revisar las cuentas existentes en cuanto a la propiedad beneficiaria se refiere, sin embargo, en la actualidad el monitoreo continuo de las cuentas es un requisito que se debe cumplir. Si dicho monitoreo revela un cambio en los niveles de riesgo, se requiere una mayor diligencia debida, y se deben realizar las comprobaciones necesarias sobre el beneficiario real.

Los cambios en los niveles de riesgo pueden incluir los siguientes factores:

  • Cambios significativos e inexplicables en la actividad de la cuenta
  • Cambios en el empleo o en el funcionamiento de la empresa
  • Cambios en la titularidad de una unidad económica
  • Señales de alerta identificadas a través del monitoreo de actividades sospechosas
  • Recepción de investigaciones y solicitudes de las fuerzas de seguridad, tales como citaciones penales, Cartas de Seguridad Nacional (del inglés, “National Security Letters”, NSL), etc.
  • Tiempo transcurrido desde que se recopiló la información del cliente y se evaluó el perfil de riesgo del cliente

Es importante señalar que la determinación de cualquiera de los factores anteriores está basada en el riesgo; a través del cual cambia significativamente el perfil de riesgo del cliente. Por ejemplo, si una persona física, a la que se ha determinado como beneficiario final, realiza un cambio de dirección, el cambio en el nivel de riesgo puede considerarse insignificante si la nueva dirección pertenece al mismo país. Por otro lado, si la nueva dirección está en un país diferente, el cambio en el nivel de riesgo puede ser significativo, especialmente si el país se considera de alto riesgo.

La determinación debe ser clara y debe depender de los criterios específicos del programa de cumplimiento Anti-Blanqueo de Capitales (del inglés, “Anti-Money Laundering”, AML) de una entidad. El programa debe tener en cuenta la naturaleza y el propósito de negocio del cliente y el perfil de riesgo que representa. Debe proporcionar respuestas apropiadas en caso de que se produzca un cambio importante en la información de un cliente.

¿Cuándo se revisarán las relaciones con los clientes? ¿Quién realizará la revisión? ¿Qué información específica buscará el revisor? Estas son preguntas fundamentales de cualquier programa, robusto y exhaustivo, de cumplimiento AML, en el cual se deben detallar todos estos procedimientos para asegurar que, en caso de que ocurran contratiempos, se tomen las medidas de diligencia debida apropiadas. Los procedimientos también deben utilizar procesos eficaces de control, revisión y auditoría para obtener medidas de cumplimiento fiables y sólidas.

Mantener la precisión de los datos puede ser difícil, pero es necesario

¿Cómo determina una entidad obligada que la información sobre el beneficiario final que tiene es precisa? Es importante tener en cuenta:

«Una entidad financiera no tiene necesidad de investigar de manera independiente la estructura de propiedad de un cliente de una entidad jurídica y puede aceptar y confiar en la información sobre la situación de los beneficiarios finales presentada a la institución financiera por el representante del cliente de la entidad jurídica, siempre que la institución no tenga conocimiento de hechos que pongan en duda de manera razonable la confiabilidad de la información».

Los procedimientos de verificación de identidad y de documentos para verificar la exactitud y validez de la información son pasos fundamentales. Cualquier indicación de un problema potencial requiere una diligencia debida adicional; a través de información adicional y un mayor control.

Mantener las mejores prácticas para el registro de los beneficiarios finales es una estrategia inteligente de mitigación de riesgos. Los registros de propiedad beneficiaria ayudan a mantener la eficacia de un programa de cumplimiento normativo, además de ayudar a las organizaciones a prevenir el fraude. Finalmente, estas prácticas son indispensables para crear confianza y aumentar las relaciones con los clientes.

Fuente: Trulioo

Contacta con nosotros

Chief Revenue Officer
International Sales Manager
2019-03-26T14:32:53+01:0026 marzo, 2019|Otros Artículos, Pagos, Seguridad|