/, Identificación, Otros Artículos/El mercado del KYB – Know Your Business se aproximará a los 12 billones de dólares en el año 2022

El mercado del KYB – Know Your Business se aproximará a los 12 billones de dólares en el año 2022

El mercado de servicios Know Your Business (KYB), tales como verificación comercial, identificación del beneficiario y evaluación de riesgos para entidades comerciales y sus titulares, se planea que crecerá sobre los 11.8 billones de dólares para el año 2022. Este pronóstico procede de OWI Labs en su reciente informe, «Conozca su negocio: 12 billones de razones que le deben importar».

El informe llega en un momento en que el interés en KYB está ganando terreno rápidamente. Los reguladores gubernamentales requieren cada vez más una verificación comercial más estricta y comprobaciones finales de la titularidad del beneficiario, como 4AMLD en Europa y la próxima norma final de FinCEN en los EE. UU.

Algunos hallazgos y temas examinados en el informe incluyen:

  • El valor potencial total de mercado de KYB: a partir del año 2017, el valor del mercado se estima en 5.6 billones de dólares con una tasa de crecimiento anual estimada en el 16 por ciento, sumando un tamaño de mercado de 11.8 billones de dólares en el año 2022.
  • Razones por las cuales el mercado se está expandiendo ahora y por qué se espera que la expansión continúe.
  • Los altos costos asociados con el cumplimiento de los requisitos de KYB.
  • Cómo las aplicaciones tecnológicas pueden reducir el costo del cumplimiento.

La necesidad de la verificación comercial

En muchas jurisdicciones, existen requisitos estrictos para la debida diligencia adecuada al cliente (CDD) y el cumplimiento de las reglas de Know Your Costumer (KYC) para las empresas que abren cuentas. Por ejemplo, en la UE, las nuevas reglas de 4AMLD entraron en vigencia en junio de 2017 y en los EE.UU., la regla final de FinCEN entra en pleno vigor en mayo de 2018.

Si bien las normas exactas dependen de la jurisdicción y la industria específicas en las que opera su empresa, hay dos consideraciones generales:

Verificar los detalles del negocio, para obtener y verificar los elementos vitales de la compañía del solicitante, tales como:

  • Número de registro: número de registro comercial.
  • Nombre comercial: el nombre de la empresa.
  • Estado comercial: estado de la operación de la empresa.
  • Dirección: la dirección física donde opera la compañía.
  • Directores gerentes: esto puede incluir al personal clave de la administración de la empresa.
  • Fecha de incorporación: el día, mes y año de la incorporación de la compañía.

Verificación final de la titularidad del beneficiario (UBO- Ultimate Beneficial Ownership).

Una vez que tiene los datos básicos de la empresa, se debe realizar una evaluación de riesgos para determinar si es necesaria una Diligencia debida mejorada (EDD- Enhanced Due Diligence). Dependiendo de la industria del solicitante, los países en los que operan, el valor de las transacciones, el volumen de transacciones y otros factores de riesgo, una verificación de EDD podría ser suficiente.

Si es así, entonces se deben tomar medidas para garantizar que conozca el UBO de ese negocio: las personas que toman decisiones y se benefician de ello. De acuerdo con el GAFI, «el titular beneficiario se refiere a la (s) persona (s) física (es) que en última instancia posee o controla a un cliente y / o la persona física en cuyo nombre se realiza una transacción. También incluye a aquellas personas que ejercen un control efectivo y definitivo sobre una persona o acuerdo legal «.

Problemas con la verificación comercial tradicional

Si bien las regulaciones para la verificación comercial son cada vez más rigurosas, estos procedimientos no son completamente nuevos. Las instituciones financieras (IF) siempre necesitan mirar los documentos comerciales. Querrían que un solicitante viniera con todos sus registros comerciales. Revisaban los documentos de forma manual, hacían copias, tomaban notas, los pasaban a otros departamentos, obtenían respuestas, pedían aclaraciones al solicitante y se reunían en torno al carrusel.

Este proceso manual intensivo es lento, costoso y frustrante, tanto para las instituciones financieras como para los solicitantes comerciales. Para dar algunos números específicos, una encuesta de Forrester Consulting encontró que costó hasta 25.000 dólares y llevó hasta 34 semanas pasar por el proceso de incorporación de AML y KYC.

Contacta con nosotros

General Director Spain & LATAM
Executive Director
2019-03-04T12:33:40+01:0011 abril, 2018|Identidad Electrónica, Identificación, Otros Artículos|