/, Seguridad/GDPR: Un impulsor del marketing útil y responsable

GDPR: Un impulsor del marketing útil y responsable

El Reglamento General de Protección de Datos (en inglés: The General Data Protection Regulation – GDPR) entró en vigor hace poco más de cuatro meses, concretamente el 25 de mayo de 2018. Actualmente el GDPR ha pasado de considerarse un “desafío” a ser una “oportunidad”, haciendo posible que se pueden desarrollar prácticas de marketing conscientes que situen las necesidades y los derechos de los clientes en un primer plano.

El GDPR ha provocado grandes cambios entre los profesionales del marketing. El fortalecimiento de las regulaciones significa que las viejas prácticas como las casillas de consentimiento preestablecidas o los términos y condiciones algo complicados, pronto quedarán en el pasado. A día de hoy, cualquier información proporcionada por o acerca de un individuo está sujeta a las disposiciones del GDPR.

La recopilación de estos datos debe basarse en alguno de los motivos de procesamiento definidos. Es posible que el motivo del “interés comercial legítimo” tarde algún tiempo en aclararse por parte de la jurisprudencia. Para los profesionales del marketing esto se traduce en una gran importancia en el primer motivo: el consentimiento.

Garantizar el consentimiento puede conducir a una comercialización mejor orientada

Según el artículo 4 del GDPR, todo consentimiento al tratamiento de datos personales debe ser “libremente otorgado, específico, informado e inequívoco”. Los interesados deben presentar, de manera voluntaria, los datos para su tratamiento. Su consentimiento debe estar guiado por una explicación clara de qué tratamiento específico se hará, por qué es necesaria su recogida y con quién se comparten los datos. En el caso de que haya múltiples procesos, se requerirá un consentimiento para cada uno de ellos.
Los mejores datos son aquellos que se dan libremente, ya que aseguran que todos los que reciben sus mensajes lo hacen porque están realmente interesados.
Los profesionales del marketing pueden utilizar estos datos para crear una imagen más fiable de los deseos y necesidades de sus clientes y orientar sus campañas con mayor precisión. Esto significa que los recursos que se asignen a clientes potenciales serán mucho más viables y que el listado de clientes será más limpio y conciso, consiguiendo con ello un mejor rendimiento y unas métricas mejoradas. En general, perfeccionar las prácticas utilizadas hace que el marketing sea mucho más valioso.

Comunicar las intenciones puede mejorar la reputación

La transparencia también significa una mejor reputación entre los consumidores. Muchas infracciones graves provocadas por el uso indebido de los datos han impulsado el conocimiento sobre los principios de la protección de datos. Los consumidores actuales sienten una mayor necesidad de proteger sus datos personales.
La clave para que los consumidores confíen en una compañía es que sea sincera y clara sobre sus intenciones, así como que cumpla con su palabra. El daño a la reputación de una empresa debido a una violación de datos o a malas prácticas debería ser un motivo de gran preocupación para los profesionales del marketing y de las comunicaciones, con independencia de la magnitud de multas y sanciones impuestas por el reglamento.
Los responsables del tratamiento de los datos personales de los clientes dentro de una empresa, son los obligados de informar al sujeto de los derechos de acceso a sus datos, a través de una solicitud de acceso del sujeto (en inglés: Subject Access Request – SAR), a la rectificación o eliminación de dichos datos, a la oposición de su tratamiento posterior y a retirar su consentimiento en cualquier momento.
También se debe informar a los clientes de las consecuencias del ejercicio de estos derechos, ya que existe la posibilidad que no vuelvan a recibir información o promociones nunca más. Incluso si deciden eliminar sus datos, deben ser conscientes de que es posible que si en un futuro deciden volver a la compañía, tengan que seguir el procedimiento de alta y/o registro de un nuevo cliente.
Los controladores de datos tienen la responsabilidad de asegurarse de que la integridad y la seguridad de los mismos no se vea comprometida. Es importante estar seguro de la identidad de cualquier persona que realice SARs o que desee ejercer sus derechos de rectificación o eliminación.
Las herramientas de verificación de identidad digital pueden ayudar a las organizaciones a confirmar que la persona que intenta acceder a los datos es realmente el interesado y no cualquier otra persona suplantando su identidad. Esto no sólo minimiza el riesgo de fraude, sino que garantiza que los clientes que confían sus datos en una compañía, no sufran inconvenientes.
Con el GDPR se consigue la eliminación de las malas prácticas del marketing, respetando los principios de la privacidad y aprovechando la información de una manera significativa para poder llevar el mensaje correcto al cliente adecuado.

Fuente: Forbes

Contacta con nosotros

General Director Spain & LATAM
Executive Director
2018-11-05T10:39:54+00:00 18 octubre, 2018|LOPD – Protección de Datos, Seguridad|