/, Seguridad/Colaboración, Políticas y Soluciones para el Cumplimiento Transfronterizo

Colaboración, Políticas y Soluciones para el Cumplimiento Transfronterizo

La idea de una caja de arena reglamentaria (del inglés, “sandbox”)tiene la capacidad de mantener aislado un entorno regulatorio, proporcionando como beneficio un área segura y reglamentada que se utiliza para nuevas ideas que no se enfrentan al mismo control regulatorio ni al mismo riesgo al que se enfrenta un servicio completamente nuevo.

Según lo definido por el Grupo Consultivo de Ayuda a los Pobres (del inglés, “Consultative Group to Assist the Poor”, CGAP), “una caja de arena o entorno aislado regulatorio es un marco establecido por un regulador del sector financiero que permite a las empresas privadas que prueben las innovaciones, a pequeña escala y en tiempo real, en un entorno controlado”. El rápido desarrollo de RegTech, un entorno en el que la tecnología es comprobable sin el riesgo de multas o sanciones reglamentarias, fomenta la innovación al tiempo que se mantienen las medidas de supervisión y mitigación de riesgos.

El primer entorno aislado regulatorio fue creado por la Autoridad de Conducta Financiera (del inglés, “Financial Conduct Authority”, FCA)de Reino Unido, que entró en vigor en el año 2016. La FCA mencionó tres de los beneficios principales de operar en un entorno aislado:

  • Reducción del tiempo de comercialización a un coste inferior.
  • Mejor acceso al capital.
  • Introducción de más productos innovadores en el mercado.

Los reguladores están haciendo un gran esfuerzo para conseguir que las empresas tengan procesos más automatizados y mejores sistemas de reporte de riesgos, motivo por el cual, es necesario que utilicen más tecnología en su cumplimiento.

Red global de innovación financiera

En la actualidad, solo 20 países de todo el mundo tienen en funcionamiento programas de entorno aislado como Singapur, Australia, Hong Kong, Indonesia, Malasia, Tailandia, Países Bajos, Dinamarca y Canadá.

La Red Mundial de Innovación Financiera (del inglés, “Global Financial Innovation Network”, GFIN)se ha creado recientemente para ayudar a las empresas globales a interactuar con los reguladores y ampliar sus ideas.

La propuesta de la GFIN es “una iniciativa de colaboración política y de intercambio de conocimientos destinada a promover áreas como la integridad financiera, el bienestar y la protección del consumidor, la inclusión financiera, la competencia y la estabilidad financiera. Todo ello a través de la innovación en los servicios financieros mediante el intercambio de experiencias y el trabajo conjunto en cuestiones políticas emergentes”.

Las organizaciones que actualmente participan en la GFIN son:

  • Los Mercados Globales de Abu Dhabi.
  • La Autoridad de los Mercados Financieros de Francia (Quebec).
  • La Comisión Australiana de Valores e Inversiones.
  • El Banco Central de Bahréin.
  • La Oficina de Protección Financiera del Consumidor de los Estados Unidos.
  • La Autoridad de Servicios Financieros de Dubái.
  • La Autoridad de Conducta Financiera.
  • La Comisión de Servicios Financieros de Guernsey.
  • La Autoridad Monetaria de Hong Kong.
  • La Autoridad Monetaria de Singapur.
  • La Comisión de Valores de Ontario.
  • El Grupo Consultivo de Ayuda a la Población Pobre (CGAP).

El cumplimiento global está lleno de obstáculos, puntos débiles y complicaciones que frenan el crecimiento y las oportunidades internacionales. El potencial de GFIN sirve para mejorar la experiencia y las ofertas de la industria de servicios financieros.

La colaboración de los reguladores de los servicios financieros promete mejores sistemas para luchar contra el fraude, la corrupción, el blanqueo de capitales y otros delitos financieros. Para luchar contra la sofisticación de las empresas delictivas, que utilizan cada vez más las actividades transfronterizas para cometer y ocultar sus acciones, es necesaria una colaboración internacional mayor.

Aunque existen otras organizaciones que ayudan a crear mejores reglamentos financieros mundiales, el objetivo que se busca es el de crear una red de reguladores que permita intercambiar mayor información de manera más rápida.

La creación de la GFIN es un paso importante para las organizaciones que están activamente comprometidas en entender y aprovechar los beneficios de la innovación en los servicios financieros para los consumidores.

Los beneficios de un entorno aislado regulatorio junto con los del cumplimiento global transfronterizo ofrecen grandes oportunidades. La GFIN, junto con el apoyo de las agencias reguladoras globales más innovadoras, es un proyecto que augura un buen futuro para los servicios financieros internacionales.

Fuente: Trulioo

Contacta con nosotros

Chief Revenue Officer
Presales Manager
2018-12-15T11:09:45+00:004 diciembre, 2018|Otros Artículos, Seguridad|