/, Pagos, Seguridad/Cuatro consideraciones clave al hacer negocios con países considerados de “Alto Riesgo”

Cuatro consideraciones clave al hacer negocios con países considerados de “Alto Riesgo”

Hacer negocios a nivel internacional es una tarea complicada. Aparte de los desafíos de logística estándar asociados con hacer negocios a nivel mundial, las organizaciones tienen que tener en cuenta consideraciones específicas de diferentes regiones y países. Estas consideraciones pueden incluir factores como las dificultades legislativas, políticas, monetarias y de transparencia.

Sin embargo, la globalización avanza a gran velocidad y las empresas deben estar preparadas para avanzar más allá de su entorno nacional si quieren seguir siendo competitivas en el mercado global. El secretario de Comercio Internacional, Liam Fox, ha respaldado la iniciativa de que las empresas con sede en el Reino Unido adopten un enfoque más internacional, destacando la importancia de la competitividad global. En consecuencia, las empresas británicas están sintiendo la presión de intensificar sus esfuerzos para llegar a una base de consumidores más internacional. Y si esto no fuera suficiente para las empresas e inversores internacionales, es probable que surjan más complicaciones y dificultades al hacer negocios con países de “alto riesgo”.

Fraude y Corrupción

Un estudio reciente del Banco Mundial estimó que un 10% adicional del coste de hacer negocios a nivel internacional es el resultado directo del soborno y la corrupción. El peligro de hacer negocios con países considerados de “alto riesgo” – definidos por el Grupo de Acción Financiera Internacional (del inglés, “Financial Action Task Force”, FATF)como cualquier país con medidas débiles para combatir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, es un gran potencial de invitación a realizar transacciones fraudulentas o corruptas. Antes de suscribir cualquier transacción comercial con un país que se considere de alto riesgo se deben tener muy en cuenta las consideraciones que figuran a continuación.

Diligencia Debida Mejorada

 Como resultado de la 4ª Directiva Contra el Blanqueo de Capitales (del inglés, “4th Anti-Money Laundering”, AMLD4), desarrollada por la Unión Europea, las empresas tienen que adoptar una perspectiva basada en el riesgo. El AMLD4 especifica que las empresas establecidas en la UE deben recoger los documentos oficiales pertinentes directamente de fuentes oficiales, como registros gubernamentales y documentos públicos, y no de la organización en cuestión. Si un socio comercial potencial está ubicado en un país de alto riesgo, o trabaja con una industria que tiene un riesgo más alto de lo normal de blanqueo de capitales, entonces ese socio debe llevar a cabo una Diligencia Debida Mejorada(del inglés, “Enhanced Due Diligence”, EDD)en la entidad de la empresa. Este proceso de diligencia debida mejorada implica búsquedas adicionales que debe llevar a cabo cualquier empresa que desee hacer negocios con este tipo de organizaciones. Estas búsquedas pueden incluir parámetros como la ubicación de la organización, el propósito de la transacción, el método de pago y el origen previsto del pago.

Beneficiarios Finales

AMLD4 también describe la necesidad de descubrir el beneficiario final de una empresa, ya sean clientes, socios, proveedores o relacionados en otra relación comercial.

Según el Grupo de Acción Financiera Internacional (FATF),

El término “beneficiario final” se refiere a la(s) persona(s) física(s) que en última instancia posee(n) o controla(n) a un cliente y/o a la persona física en cuyo nombre se está llevando a cabo una transacción. También incluye a aquellas personas que ejercen el control efectivo último sobre una persona jurídica o acuerdo legal.

Esto es importante, ya que las empresas necesitan entender con quién están tratando cuando la verificación física no es una opción práctica. Podrían surgir dificultades al verificar los Beneficiarios Finales (del inglés, “Ultimate Beneficial Owners”, UBOs)en países de alto riesgo, ya que algunas jurisdicciones nacionales imponen políticas de confidencialidad que impiden el acceso a la documentación de verificación. Este problema se complica cuando se comparan los UBOs con las listas internacionales de sanciones y de vigilancia, ya que hay más de 200 listas, cuya escala y uniformidad varían.

Identificación Virtual

 Muchas organizaciones están recurriendo al software que les ayuda a realizar los controles de diligencia necesarios. Algunos programas están diseñados para permitir a las empresas realizar las comprobaciones de “EDD”, “Conozca su negocio” (del inglés, “Know Your Business”, KYB)y “Conozca a su cliente” (del inglés, “Know Your Customer”, KYC) que se requieren al hacer negocios a nivel internacional, en particular con países de alto riesgo. El cumplimiento de los distintos actos legislativos sobre este tema debería ser una prioridad a la hora de llevar a cabo los controles de verificación necesarios.

En la actualidad, los mercados de todo el mundo se están abriendo cada vez más, preparándose para una economía verdaderamente global. Si las empresas logran hacer frente a los requisitos clave de diligencia debida, beneficiarán tanto al consumidor global como a sus clientes.

Fuente: Trulioo

Contacta con nosotros

International Sales Manager
Presales Manager
2019-03-20T09:31:03+01:0020 marzo, 2019|Identificación, Pagos, Seguridad|