/, Seguridad/Beneficios de la transparencia de titularidad

Beneficios de la transparencia de titularidad

“No hay un crimen, una escapatoria, no hay un truco, no hay una estafa, no hay un vicio que no viva en secreto.”

– Joseph Pulitzer

Para ayudar a poner fin a la corrupción y a la estafa financiera, uno de los pasos mas importantes que tienen que dar los gobiernos es garantizar que existan normas y procedimientos efectivos de transparencia de titularidad. Con respecto al plan de anticorrupción 2017-18, G20, la organización global contra la corrupción Transparencia Internacional (en inglés – Transparency International), afirma que “la transparencia de la titularidad es fundamental para prevenir la corrupción y los negocios ilícitos”.

El informe anota que hay progreso en el G20 en la mejora de la transparencia de titularidad en términos legales, pero el progreso es lento. Desafortunadamente, nueve países del G20 se considera que tienen normas escasas para la titularidad, mientras que dos de ellos – Canadá y Corea del Sur- se consideran débiles en este sentido. Mientras el G20 representa las economías mas avanzadas a nivel mundial, parece que otros países tienen unos marcos legislativos más avanzados en lo que respecta a los beneficios de la transparencia de titularidad.

Planteamientos de los beneficios de titularidad

El primer paso para tener un marco más eficaz es definir cuales son los factores que determinan que un país tenga regulaciones sólidas en la transparencia de titularidad. Transparencia Internacional evalúa a los países sobre 10 principios de cómo se establecen las leyes de beneficios de titularidad, a quiénes cubren, qué tipo de requisitos de información tienen y quiénes tienen acceso a la información.

Es importante destacar que los tres países que alcanzaron una calificación alta en este sentido forman parte de la Unión Europea: Francia, Italia y Reino Unido. Este dato está relacionado con la fecha de implementación de 4AML en 2017, que es la actualización de la EU de sus leyes contra el blanqueo de capitales y que incluye una serie de ampliaciones para beneficiar la titularidad. La directiva de la Comisión Europea afirma que es vital entender el beneficio activo de las compañías para la reducción de los delitos financieros y las estrategias preventivas para su regularización.

Con ese fin, un requisito de 4AMLD es que las empresas y otras entidades legales necesiten recopilar y mantener los datos exactos de la propiedad final beneficiaria (UBO) y compartirlos con sus agencias gubernamentales apropiadas.

Desafortunadamente, el requisito de que las entidades conozcan su propiedad no está recogido en la ley en muchas otras jurisdicciones. Como Transparency International afirma «la gran mayoría de los países evaluados todavía no requieren que las entidades legales mantengan la

información de beneficiarios reales…Todos los países tienen algún tipo de registro de accionistas, pero la información no siempre incluye datos sobre beneficiarios reales».

Beneficios del registro de propiedad

La falta de información conduce directamente al siguiente gran problema, falta de acceso a la información de beneficiarios reales. El estándar ideal es tener todos los datos de beneficiarios reales disponibles en un registro central en línea, completamente disponible, tal como se prescribe en 4AMLD. Un registro central ayuda a garantizar que la información sea precisa y esté actualizada, permite a las autoridades recopilar rápidamente la información necesaria y respalda las investigaciones transfronterizas.

Sin embargo, incluso en la UE, los registros centrales no se ejecutan completamente. Y aunque Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido tiene registros centrales de beneficiarios finales, solo el Reino Unido los tiene públicamente disponibles. Aún más problemático es el hecho de que muchos países no tienen un registro central ni planes para tener uno.

Verificación de información comercial

La transparencia adecuada de la propiedad beneficiaria no se trata solo de tener la información, sino de garantizar que la información sea útil. Si la información del beneficiario final es fraudulenta, falsa o inexacta, no puede evitar el blanqueo de capitales, el fraude u otra actividad corrupta.

Por ejemplo, en los EE. UU., la Regla Final de la FinCEN que recopila, mantiene e informa sobre la información de beneficiarios reales es ahora un requisito para las instituciones financieras. Sin embargo, pueden usar la información suministrada por el cliente, siempre y cuando «no tengan conocimiento de hechos que razonablemente cuestionen la confiabilidad de la información».

Aunque se trata de una mejora, ya que anteriormente no se requería ninguna información de titularidad real, aún no se han cumplido las recomendaciones de Transparency International:

Los gobiernos deberían recurrir a recursos y establecer mecanismos para garantizar que se lleve a cabo al menos cierta verificación de la información sobre beneficiarios reales, como la verificación cruzada de los datos con otras bases de datos fiscales y gubernamentales o la realización de inspecciones aleatorias.

Pasos prácticos para la transparencia

Con toda la corrupción que ha salido a la luz en los últimos años, como los Papeles de Panamá, los Paradise Papers y la Russian Laundromat, la batalla para reducir la falta de claridad de los beneficiarios reales se está volviendo cada vez más pública y seria. El G20 considera que es un asunto de alta prioridad y ha adoptado Principios de Alto Nivel sobre Transparencia de Propiedad Beneficiosa (en inglés – High-Level Principles on Beneficial Ownership Transparency). Con organizaciones como Transparency International poniendo en el punto de mira el problema, los países continuarán ampliando sus regulaciones en el área.

Por ejemplo, Canadá acaba de publicar los cambios propuestos a sus leyes de blanqueo de capitales. Anteriormente los reglamentos exigían que las entidades informantes obtuviesen su información de beneficiario final y tomasen medidas razonables para confirmar la exactitud de esa información. Las rectificaciones requerirían tomar medidas explícitas para confirmar la precisión de la nueva información, cómo entra o cómo se actualiza a lo largo del tiempo.

Pero, ¿cómo se mantiene una entidad informante al tanto de estos requisitos de propiedad beneficiosa? Hay un cúmulo de información para recopilar y verificar. Hay múltiples fuentes para conectarse. Hay diferentes formatos, sistemas y requisitos que deben analizarse, integrarse y supervisarse. El KYC anterior (Conozca a su cliente) es bastante difícil, pero la complejidad de KYB (Conozca su negocio) es una posible pesadilla para el cumplimiento.

Habitualmente, la incorporación de entidades comerciales y comerciantes se realizaba a través de controles manuales. El proceso debía confirmar que la cuenta mercantil pertenecía al reclamante y que se pudiese pensar razonablemente que no se usaría para fraude, blanqueo de capitales ni para financiar actividades terroristas. Estos procesos son manuales, laboriosos y lentos.

Las organizaciones necesitan examinar cómo pueden automatizar el proceso KYB (Conozca su negocio) para ayudar a reducir los costes manuales y ahorrar tiempo. Para reducir el riesgo de incumplimiento de ALD, deberían considerar la inteligencia artificial y las nuevas soluciones que pueden verificar la autenticidad de las entidades comerciales en tiempo real. Deben emplear procedimientos para deshacer múltiples y complejos niveles de la estructura de propiedad de la empresa.

Un informe de Medici de mayo de 2018 profundiza en el KYC para Negocios. El objetivo del estudio es comprender los enfoques tradicionales y automatizados del proceso KYC, incluidas las complejidades involucradas en la verificación comercial internacional. Independientemente de los requisitos específicos de beneficiario final, contar con procesos que mejoren la transparencia en lo que se está haciendo comercialmente es una estrategia inteligente para reducir los riesgos.

Fuente: Trulioo

Contacta con nosotros

Chief Revenue Officer
Presales Manager
2019-03-04T12:33:21+01:004 julio, 2018|Otros Artículos, Seguridad|